03 Membrana acústica y Copopren, nociones básicas

El post de hoy estará dedicado a explicar las características fundamentales de dos elementos de los que ya hemos hablado; los paneles de partículas aglomeradas de espuma de poliuretano (elementos de gran absorción acústica, a los que mucha gente denomina genéricamente copopren) y las membranas acústicas (láminas de poco espesor y gran masa que evitan en gran medida la propagación de los sonidos graves, principales causantes de las vibraciones de origen acústico en edificios).

En nuestras obras de insonorización de viviendas empleamos fundamentalmente dos materiales de fabricantes que ya nos han demostrado su funcionalidad y duración en el tiempo; Copopren (Recticel) y membrana acústica (Danosa).

  • Copopren es el nombre comercial de los paneles de aglomerado de partículas de espuma de poliuretano que fabrica Recticel. Se comercializa en diferentes densidades y espesores según el uso que se le vaya a dar. La calidad de estas espumas depende de su compactación, densidad y composición, variando mucho entre diferentes fabricantes. Nosotros siempre empleamos Copopren debido a la mejora acústica que supone respecto a otros elementos absorbentes como la lana de roca, y generalmente tiene una compactación y densidad adecuadas (cosa que hemos visto que no sucede en todas las marcas comerciales). Debido a su composición heterogénea (las partículas que lo forman son de diferentes densidades) las ondas que impactan contra él sufren mas que con otros materiales fonoabsorbentes.
  • Membrana acústica es el nombre que reciben las láminas de alta densidad que se emplean para evitar el impacto de las frecuencias graves sobre los elementos rígidos (paredes, techos, vigas, pilares). La atenuación de sonidos graves requerirá siempre de una masa apreciable. Nosotros solemos emplear Danosa MAD-4, una membrana elastomérica reforzada en fibra, de 6 kg/m2 que permite cierta versatilidad en el montaje. Actualmente los elastómeros han comido el terreno a las planchas de plomo, que eran los elementos utilizados antes para el mismo fin.
  • Con estos dos materiales combinados es posible insonorizar las circunstancias mas extremas, aunque la insonorización ligera de viviendas puede realizarse con muchos otros materiales existentes en el mercado. Último dato importante; El copopren no debe quedar nunca a la vista, si no oculto bajo materiales incombustibles. Las espumas de poliuretano producen gases tóxicos (mortales en muchos casos) en caso de entrar en contacto con una llama.

Esperamos que estas explicaciones puedan ayudar a seguir un poco mejor el contenido de este blog, nos veremos de nuevo en Septiembre.

Articulo de: Eduardo Gámez


Comentarios

03 Membrana acústica y Copopren, nociones básicas — 4 comentarios

  1. HAce unos meses recubri las paredes del salon de mi casa con Copopren. Lo hemos pegado directamente a la pared con pegamento acrílico y lo dejamos así porque no nos disgusta el aspecto. Es realmente peligroso por el fuego? gracias

    • El problema no es que el Copopren pueda salir ardiendo. En realidad es difícil conseguir que arda por sí mismo (no es fácilmente inflamable), pero sí que se consume en presencia de una llama (es combustible). Ése es el punto en el que se producirían los gases tóxicos. Por eso la presencia de elementos inflamables (y en un salón son comunes; sofás, cortinas, alfombras, etc) combinada con la presencia de espumas de poliuretano sería crítica en caso de incendio.

  2. hola. Las laminas asfalticas q dices sirven para insonorizar un coche o furgoneta y que no se oiga fuera? Con un equipo de sonido funcionando dentro. Gracias

    • Sí se utiliza en ocasiones para ese fin que nos cuentas. Hemos sabido de gente que desmontaba los paneles interiores de puertas y techos de sus vehículos y pegaba sobre la chapa membranas acústicas autoadhesivas. ¿Funciona esto? Pues sí se logra un incremento apreciable de la insonorización del vehículo siempre que todas las ventanillas y puertas estén perfectamente cerradas. El mayor problema es el peso de estos materiales, que anda entre 5 y 7kg/m2, y que supondrán un incremento al peso del vehículo y por tanto a su consumo de carburante cada vez que lo utilicemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *