07 Suelos acústicos y antiimpacto, nociones básicas

De cara a la insonorización de viviendas, actuar sobre el suelo evitará la transmisión del ruido en los dos sentidos respecto a la planta inferior. Como ya hemos dicho, la máxima eficacia de cualquier insonorización será siempre actuar sobre la estancia en la que se produce el sonido. En caso de no existir un suelo flotante o al menos no adherido a forjado hay que tener en cuenta que todas las ondas sonoras chocarán directamente contra éste. De la misma manera, los ruidos por impacto directo de pisadas se transmitirán a la estructura en ausencia de materiales que los puedan absorber.

suelo aintiimpactoPor lo general, en viviendas en altura resulta suficiente con disponer de un suelo de tarima flotante correctamente instalado como protección ante la mayoría de los ruidos que se producen en un hogar. La manera de incrementar este nivel de protección puede pasar por el montaje de pavimentos de caucho (se pueden ver baldosas de caucho granulado en la foto inferior), láminas asfálticas, láminas de alta densidad anti-impacto y, en casos extremos, soleras flotantes hormigonadas sobre una de dichas láminas. En el dibujo que acompaña a estas líneas, del catálogo de Texsa, se puede apreciar la ejecución de una solera armada sobre un material que actúe como antiimpacto y como fonoabsorbente.

baldosa cauchoEl problema aparece especialmente en el caso de los edificios con estructura metálica, que son más sensibles a la transmisión de bajas frecuencias que el hormigón o la madera. Ciertos sonidos en los que existan frecuencias bajas (altavoces son subwoofer, instrumentos de percusión) pueden ser amortiguados mediante la interposición en el suelo de diferentes capas que logren la atenuación.

Articulo de: Eduardo Gámez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *